Mi derecho a votar

Hacer lo que considero conveniente con mi voto, es un derecho y una obligación ciudadana, principalmente si ejercer mi pensamiento y mi voz resulta en algo útil a mi localidad, a mi familia o a mi pueblo en general. La libertad es uno de los derechos humanos más importantes y la de votar o anular la boleta o simplemente no sufragar, no debería verse juzgada con adjetivos como “pendejada”, “estupidez”, “tontería”, u otros (des)calificativos, principalmente de los comunicadores públicos, ya sea reporteros, periodistas, locutores o columnistas que pueden ofender abiertamente a los grupos que no piensan igual que ellos. En la edición de ayer del periódico Milenio, Félix Cortés Camarillo, escribe en uno de los párrafos con respecto a la idea de anular la boleta o de abstenerse a votar: “…es endosar nuestro voto a aquellos que por convicción o corrupción sí se presenten a sufragar.” Ese, precisamente, es el principal motivo de ese movimiento de denuncia, de activismo un tanto secreto, pero activismo a fin de cuentas; oponerse a que los partidos políticos continúen haciendo pedazos a nuestra nación y al concepto de estado. ¿Por qué tengo que leer que si anulo mi voto soy un pendejo? ¿Por qué tengo que soportar que me traten de imbécil? Decirle así a alguien que va a anular su voto porque no piensa igual que yo, es discriminación, es tratar mal a alguien diferente a mí. Hemos votados muchas veces, las mismas veces que nos han hecho pendejos, ya sea por fraudes o por incumplimiento de compromisos. No se trata de “votar en contra” como escribió el señor Jairo Calixto Albarrán, porque votar en contra de algún partido, es votar a favor de otro que seguirá viviendo del presupuesto público, presupuesto que ni es poco ni está beneficiando a la sociedad. Es evidente la falta de programas sociales, de empleos, de seguridad, de educación, de condiciones de vida adecuada y ellos, los partidos, son los responsables. La clase política es responsable. Sería maduro no juzgar con términos soeces a quienes vamos a acudir a las urnas a ejercer nuestro derecho a elegir. Acciones de protesta han existido muchas que no han cambiado ni a los políticos en sí mismos ni a la esencia que mueve a los partidos. Seamos conscientes del valor de no votar o de anular el voto. No se trata de olvidarse ni de hacerlo porque sí. Se trata de creer firmemente en algo y de su valor social considerando las consecuencias que esto pueda acarrear. A ver si ahora aprendemos un poco más. Seguir votando por los partidos y por sus berrinches, por sus peleas internas y sus chismorreos de vecindad, es no aprender. La OCDE dice que somos el peor país en nivel educativo porque los niños y adolescentes no son bien calificados en la prueba de PISA. En esta prueba de vida que es la democracia, ¿cómo calificamos los adultos Mexicanos?

5 comentarios:

manvic_322 dijo...

esta interesante el articulo y estoy deacuerdo en q el votar es nuestra decisión y nuestro derecho y el no votar o anular nuestro voto no es más q el resultado de tanta ineficiencia, corrupción e ineptitut por parte de los politicos, pero creo tambien q no es solo culpa de ellos y de su ambre, es culpa de nosotros al permitirles q sean asi y callarnos nadamas por q nos dieron una despensa o nos regalan una cobija en invierno, el voto es algo serio no es algo q se debería de hacer por tradición o por un beneficio personal, y si no hay nadie al q consideremos apto para el trabajo, estamos en nuestro derecho d decirlo sin q seamos ofendidos por aquellos q q quieren seguir inflando sus bolsas y undir mas al pais en la porqueria q han hecho y nosotros hemos contribuido, lo q hacemos es exigir lo q por derecho nos corresponde, si no lo hacemos ahora, q al parecer aun se puede, en un tiempo no muy lejano estaremos siendo gobernados por un dictador y no habra lugar para la libertad de expresión como ya se empeso a ver por parte del IFE ya no importa lo q pienses ahora ya no tienes derecho a opinar sobre la persona a la q le pagas para q t de una mejor calidad de vida, con mejores servicios, ahora tu obligacion es votar y callar . . . att victor sánchez por cualquier reclamación..

carlosfelman dijo...

Pues coincido en muchos aspectos profesor, pienso que anular o votar en blanco es una opción inconsciente y extremista, aunque en verdad ha causado presión en el ámbito político y social.
Es el tema de moda más preocupante para la democracia, ya que por algunos grupos, nos anula como sociedad que debería tener el poder de promover soluciones y no solo de escuchar las que nos prometen, empleo, seguridad, educación y programas donde la gente participe activamente en la toma de decisiones, mejor aún, darnos la facultada de exigirles la renuncia a nuestros empleados…
Pero esto es una utopía…
En fin, a mí solo me resta opinar, cumplir con mi deber como ciudadano y ejercer mi libre derecho a votar, solo para estar en paz conmigo mismo cumpliendo como un miembro activo de nuestra sociedad.
Enrique Echegoyen Rojano

manvic_322 dijo...

osea no se quien seas pero es obvio q no leiste bien el articulo, el profesor no piensa q el anular el voto sea algo inconciente ni extremista, es solo nuestro derecho y si algo no sirve tenemos derecho a decir q no y no votar por votar para tener tranquila la conciencia, el anular tu voto no t hace mejor ni peor ciudadano... he.....

israel_cerecero@gmail.com dijo...

este articulo es muy bueno por que nos dice que devemos de ir a votar por quein queramos y eso de anular el veto creo que es un basura por que al fin y al cabo los votos que no son hecho se los reparten entre os partidos politicos para que digan se que toda lagente vota .pero en realidad ya la gente no quiere votar por que siempre los candidatos dicen que cumplieran y a la amera hora no hacen nada ademas no se se para que hacen tanta bulla por ese tema si nunca se acabra los diptados dicen que se va aterminar pero hasta ellos msmo se echan tierra

israel_cerecero@gmail.com dijo...

pues a mi me parecio muy bien el comentario ya que es nuestro derechoi decidir por quein votar pero tambien de que sirve que votemos si al fin y al cabo los uniocs que deciden quien se queda con los cargos son los diputados ya que ellos si dan dinero los dan por ganadores

Publicar un comentario